El abogado y los medios

the-lawyer-logo1Muchas veces hemos visto en la televisión y en la redes sociales sobre todo en juicios de interés mediático que los abogados cumplen un papel muy importante en brindar información a los televidentes mediante los medios audiovisuales. Pero ¿todos lo hacen de la mejor manera? ¿Acaso no vemos a diario como algunos profesionales del derecho utilizan los medios más a su favor y que a veces olvidan el objetivo principal que es defender y llevar a buen término un juicio o un divorcio?

Desde luego que este articulo no es para criticar ni mucho menos, pero si llamar la atención acerca de algunos comportamientos – poco profesionales – que a veces podemos observar en abogados de nuestro país y que atentan contra las buenas practicas de esta profesión.

Aquí le mencionamos dos ejemplos que se consideran inadecuados y que vale la pena analizar para no caer en malas prácticas:

Mencionar en las redes sociales o en entrevistas detalles íntimos y personales de nuestros clientes

Esto puede suceder en el caso de un divorcio muy publicitado en donde el profesional del derecho pueda verse comprometido en responder preguntas malintencionadas y con intereses oscuros que puedan perjudicar a las personas involucradas. En estas ocasiones lo importante es guardar la mayor discreción posible y no caer en el juego mediático de algunos comunicadores sociales muy hábiles para obtener información.

Tener una actitud violenta y atacar a otros abogados

Lamentablemente esta práctica es muy común entre colegas y eso perjudica la seriedad y la ética de la profesión. Vemos como abogados se retan como si estuviesen en un ring de boxeo olvidando el objetivo principal que es cuidar cada detalle del caso particular y lo más importante al cliente. Es necesario rescatar las buenas prácticas del respeto y la buena comunicación.

Esperamos que estos dos consejos sean tomados en cuenta por los nuevos abogados y recordados por los profesionales con muchos años en el ejercicio del derecho, como profesión y misión de vida.